Conociendo Bernal

Hotel Quinta Arantxa
 San Sebastián Bernal Pueblo Mágico Querétaro.
Fue declarado Bernal por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad y como Pueblo Mágico, ante la presencia del gobernador y el presidente municipal de Ezequiel Montes. Dicha ceremonia de nombramiento estuvo a cargo del subsecretario de Operación Turística de la Secretaría de Turismo con lo que ya se tienen un total de 24 localidades integradas a este programa. Cabe destacar que el Programa Pueblos Mágicos, se extiende en 16 entidades federativas y las comunidades, las cuales reciben apoyos de los tres órganos de gobierno. 



Perdido en el tiempo, este pequeño pueblito que ha sido reconocido como mágico por la belleza de sus construcciones y por su colorido, que alberga leyendas y paisajes de ensueño. 

La palabra Bernal es de origen árabe y significa peñasco. Gracias a su singular Peña y al rescate de la imágen urbana, en febrero de 2006, se le otorgó la categoría de Pueblo Mágico. 

San Sebastián Bernal es el nombre completo del pueblo que alberga al tercer monolito más grande del mundo, después del Peñón de Gibraltar y el Pan de Azúcar de Brasil. 
   
Las calles adoquinadas, el paisaje y las artesanías en Bernal hacen que el tiempo se detenga para poder admirar deshilados, cobijas y manteles hechos en telares con 100 años de antigüedad.
 
Fue fundado en 1642 por varias familias españolas que tomaron posesión de esas tierras, cuenta con bellas edificaciones que datan del siglo XVIII y XIX que conservan estilos arquitectónicos de singular belleza. 

Antiquísimos balcones floridos y faroles dan vida a este pueblito mágico en el que encantadoras tiendas de artesanías que exhiben espectaculares y laboriosos manteles y cobijas elaborados en telares de 100 años de antigüedad.
 
  
La altura de este Peñon es de 340 metros, aproximadamente y la palabra Bernal es de origen árabe y los españoles la usaban para denominar algún peñasco grande y alargado que se encontraba aislado ya fuera en un llano o en el mar.
 
 Antes de la llegada de los españoles, habitaron en las faldas de la peña algunos chichimecas, quienes consideraban este lugar como sagrado. En 1642 un grupo de 26 familias españolas tomaron posesión del territorio que hoy ocupa Bernal. La aparición de esta roca, según una explicación científica, se debe a una chimenea volcánica, la cual al acabarse la energía solidificó la lava en el interior del volcán, y con el pasar del tiempo se erosionó, quedando tal y como ahora le podemos apreciar.
 
 


Esta atracción es apropiada para justificar todo tipo de excursiones a Querétaro, pues la Peña es ideal para practicar la escalada o simplemente para acampar a sus faldas en parques ecológicos o rapel y visitar el pueblo mágico San Sebastián Bernal
.